CHARADIA Materiales es una empresa familiar cuya actividad principal es la comercialización de materiales para la construcción, maderas en general y la provisión de servicios para empresas rurales. Este emprendimiento comercial tiene su origen en la década de 1940, y se sustenta en la tradición de la familia CHARADIA. En aquel entonces, Joaquín Luis Humberto Charadía, padre de Jorge - actual conductor de la empresa -, un talentoso trabajador que heredó la disciplina del esfuerzo y la vocación por el trabajo de sus ancestros inmigrantes italianos, comienza laboreando con la madera, transmitiendo así el oficio a sus hijos.

Transcurridos varios años de esfuerzo ininterrumpido y de continua labor por satisfacer las necesidades de las comunidades que habitaban en la región, el 29/03/1975, Jorge Gustavo Charadía se suma al proyecto empresarial y continúa la labor que iniciara su padre, en ese entonces, en la empresa RAFFO y CHARADIA. La labor de Jorge se sucedió hasta el año 1999, donde decide hacer realidad el sueño de la empresa propia y desafiar un impredecible contexto económico son sus ideas, sus proyectos e iniciar su propio negocio: CHARADIA Materiales.

El camino recorrido no fue nada fácil, pero con un fuerte arraigo a los valores que su padre le legó, tales como la constancia, el sentido de oportunidad, el conocimiento, la responsabilidad personal y la capacidad de liderazgo, inicia su actividad comercial en la localidad de Santa Anita, en la provincia de Entre Ríos, proveyendo a la región de materiales para la construcción y productos de ferretería, incorporando paulatinamente carpintería rural y de obra, maderas cepilladas y artículos rurales.

Ya en el año 2003 y fiel a su espíritu emprendedor, Jorge decide seguir innovando, cambiando y asumiendo riesgos. Percibiendo la oportunidad que ofrecía el mercado de la construcción, a pesar de la crisis económica más grande de la historia argentina, Jorge tuvo la motivación, el impulso y la habilidad de movilizar recursos para ir al encuentro de dicha oportunidad, inaugurando así, el 01/01/2003, un nuevo establecimiento comercial en la ciudad de Urdinarrain, provincia de Entre Ríos.

Allí, en un predio de 1200 m2, se disponen los depósitos, oficinas y un nuevo salón comercial, creciendo día a día, fortaleciéndose y actualizándose para beneficio de la economía de la región.